7 ago. 2014

VIDEO: ASÍ PIENSAN LOS MILICIANOS DE DONBÁSS

EL "MATRIX ORWELLIANO" DE UCRANIA: CONVERSACIONES CON EL OTRO BANDO



Esta es la trancripción de la conversación que ayer mantuve por internet con mi amiga ucraniana  (espero que pese a todo, lo siga siendo) que vive en Kiev. Antes de nada quiero aclarar que esta conversación es completamente verídica y fue realizada originalmente en ruso (Pues sí, todavía hay gente que pese a vivir en Kiev y pese a la represiva campaña de desprestigio contra todo lo que huele a ruso que se está llevando a cabo en ese país, aún no ha olvidado este idioma).

Conozco a mi amiga desde hace varios años, ella está aprendiendo español y a veces incluso podemos mantener cortas conversaciones en este idioma a través de internet. Recuerdo que cuando se produjeron los altercados de Maidán, ella me escribía compulsivamente, me enseñaba fotos y videos donde, según ella, se podía ver cómo los francontiradores a sueldo del por entonces presidente Yanukovich asesinaban indiscriminadamente a los manifestantes de Maidán. Sus mensajes eran un grito de horror mezclado con lágrimas de impotencia: "¡Nuestro gobierno está asesinando a su propio pueblo! ¡Míralo tú mismo! ¿Por qué Europa no toma cartas en el asunto y expulsa del poder a estos criminales? ¿Qué vamos a hacer, cómo vamos a poder vivir con estos asesinos que se niegan a abandonar el poder y utilizan a sicarios para aplastar esta rebelión popular?". Yo por entonces no sabía exactamente lo que pasaba y trataba de consolar a mi amiga mostrándole mi solidaridad y mi más sincero apoyo desde España ... No podía hacer otra cosa.

Poco después, Yanukovich abandonó el poder y fueron conociéndose más detalles de lo que realmente sucedió en aquellos días. Los francotiradores no fueron contratados por el ex- presidente, sino por la oposición filofascista que planificó el golpe de Estado. Aquella "rebelión popular" fue un Golpe de Estado ideado por Occidente que contó con el apoyo incondicional de los neonazis ucranianos, quienes previamente  entrenaron y pagaron a los "pacíficos manifestantes" que más tarde lograrían consumarar su  objetivo. Muchos de ellos ni siquiera provenían de Ucrania. Y era curioso, porque  también tenía- y sigo teniendo, gracias a Dios- muchas amigas que viven en la parte oriental de Ucrania y su visión de los hechos de Maidán era radicalmente opuesta. Algo no encajaba.  Y es que no tardé mucho tiempo en percatarme de que la versión "oficial" de los hechos en Ucrania, narrada como "una gloriosa revolución del pueblo" y repetida hasta la saciedad por los poderes mediáticos de Occidente, estaba muy lejos de ser cierta.

Ahora todos ya conocemos cómo han ido desenvolviéndose los lamentables hechos en Ucrania desde entonces. La llegada al poder de la Junta nazi, la rebelión en el sudeste, los referéndums de independencia, la pantomima de las elecciones presidenciales, la llegada al poder del genocida Poroshenko, la represión criminal en la zona rebelde... Todo ello manipulado masiva y mediáticamente por un Occidente que hace ya mucho tiempo que abandonó toda clase de escrúpulos morales.

Intentamos durante meses no hablar sobre la guerra civil. Yo -y supongo que ella también- intuía que este tema no era de su agrado y que tarde o temprano descubriríamos que nuestras respectivas posiciones en relación a este punto eran radicalmente opuestas... Pero al final la cuerda se tensa hasta que se rompe.

Todo empezó a raíz de una foto que publiqué en mi muro. Creo que sintetiza bastante bien mi personal punto de vista a cerca de las causas del horror se está viviendo en Ucrania: 



Como era de esperar, mi amiga se molestó y a los pocos segundos me increpó a través de un mensaje personal: "Es una lástima que tú no sabes y no puedes ver la verdad. ¡Si estuvieras aquí ahora, tú mismo verías lo que está sucediendo en la realidad!"

Rápidamente le respondí, casi sin comprender que estaba tensando la cuerda más de lo conveniente:"¿Qué es lo que necesito ver? ¿Necesito ver cómo vuestros medios de comunicación usan photoshop para hacer creer que el sur-este de Ucrania ha sido capturado por terroristas rusos? (Le adjunté la foto)


"O quizá debo ver- proseguí- cómo uno de vuestros  intelectuales habla alto y claro diciendo que debe hacerse en Donbass una limpieza étnica?" (Le adjunté el video)



Mi amiga: " Si tú mismo no vienes aquí, entonces no comprenderás nada".

Mi réplica: "No lo necesito. Algunos de mis amigos españoles con los que mantengo contacto en Facebook ya han llegado allí. ¡Tú también sabes inglés, así que mira el video! ¡Ellos se limitan a decir lo que ven!"




Mi amiga: "No. Tienes que venir y verlo tú mismo. Entonces lo entenderás. Y lo siento, pero no quiero seguir hablando sobre este tema."

No podía dejar la conversación en este punto, así que pisé el acelerador y continué: "No sé si has visto el video. Ellos dicen que no hay terroristas rusos en el Donbas ... ¡Que sólo hay personas que protegen sus hogares de los mercenarios y de los nazis! ¿Por qué debo dudar de su testimonio? Perdona, pero la versión que os está ofreciendo el gobierno ucraniano no difiere mucho de esto:


Mi amiga, sensiblemnete molesta: "Ya te he dicho que no quiero seguir hablando de esto".

Sabía que había ido demasiado lejos. Pero ahora quería excusarme, y al mismo tiempo, mostrarle que mi más sincero deseo en ese momento era ayudarla: "Lo siento ... Sólo quería mostrarte la verdad ... ¿Rusia puede estar mintiendo o exagerando a menudo? ¡Es posible, por supuesto! ... ¡De hecho, creo que Putin no es precisamente una santo! Pero ¿¿¿¿Realmente piensas que vuestro gobierno siempre os está diciendo la verdad???? ¡Esto es absurdo! ¡Tú misma tienes que despertar y ver la realidad!"

Mis emoticones reflejaban profunda tristeza y decepción. Pero incomprensiblemente, ella seguía negándose a dar su brazo a torcer: "Sí, yo le creo siempre. Y diré más: ahora tenemos, de hecho, un gobierno. Muy pocas personas son las que ahora pueden conducir al país. ¡Pero mira a nuestro pueblo! ¿¿¿A caso tenemos fascistas o racistas??? Ni siquiera puedo escribir más. Las lágrimas me lo impiden (...)".

Me quedé sin palabras. Según ella, en Ucrania no hay fascistas ni racistas, a pesar de que todos los hemos visto a través de internet... ¿Cómo era posible? ¿Quizá también mi amiga lee los artículos de Pilar Bonet?

Decidí dar un giro radical a nuestra conversación: "O sea, ¿que para ti no hay fascistas en tu país? ¿Es eso?"

Ella: "Lo que tenemos son a unos malditos separatistas y con ellos estamos luchando para defender nuestra tierra."

Yo: "Pero no has contestado a mi pregunta, querida".

Ella: "Entre las personas que luchan por su país, que luchan porque no nos roben nuestra tierra,  para evitar que Rusia nos robe y nos mate a nuestra gente, ya que es Rusia  quien está tratando de robarnos nuestro país- entre esas personas NO hay fascistas!"

Decidí contraatacar con imágenes:





"Batallón de Azov. Si ellos no son nazis, por qué entonces utilizan símbolos que provienen de los nazis?"

Ella: "No creas en nada de esto, te lo ruego. El fotoshop está haciendo su trabajo".

Me quedé sin palabras: "¿Intentas decir que esto un producto de photoshop? ¿Que, de hecho, el batallón Azov no utiliza este simbolismo?"

Ella (lacónicamente): "Sí"

Yo ya estaba visiblemente deseperado, era imposible entrar en razón con ella: "Por favor. mira cómo empieza este video: en los primeros minutos aparece el batallón Azov. Ellos también utilizan símbolos nazis allí ... ¿Crees que se puede hacer también con el vídeo photoshop?????? ¿Es eso lo que  quieres decir? ¿¿¿Qué es esto, una maldita conspiración mundial??????????



"¡Por supuesto, si me equivoco, quiero despertar! -Continué yo-. Y  quiero ver la realidad. Pero debes ayudarme... Te lo ruego. Siempre me dices: "No hables, no escribas, no creas" ... ¡Pero necesita pruebas, como cuando me las diste durante el Maidán! ... ¡Muéstreme ahora también fotos, videos! ¡Y entonces ... te creeré! Si me equivoco, quiero despertar. Pero necesito tu ayuda. Por favor. Te quiero."

Así es como terminó nuestra conversación, porque parece que ella ya no desea seguir escribiéndome más. Al final la cuerda terminó por romperse.

No sé si podré recuperar la amistad con mi amiga, a la que sigo apreciando como el primer día. Espero que Dios me perdone si fui duro con ella, no era mi intención. Por encima de todo, creo que mi honesto e inquebrantable principio es el de alcanzar a conocer la verdad. Lástima que mi amiga no pudiera apreciar esto.

Pero quizá sea yo quien esté equivocado, y en efecto esté siendo víctima de las pixeladas manipulaciones de Putin y sus secuaces... Incluso es posible que el símbolo que ondea en la bandera del Batallón Azov sea un inocente logotipo adornado con flores que llama a la Paz mundial... ¿Quién sabe? En el "Matrix Orwelliano" implementado por Kiev y que tan buenos servicios está prestando a Occidente, cualquier cosa es ya posible...