13 jul. 2015

"El Maidan 3,0 es inminente ": Sector de Derecho hackea la cuenta de Twitter de la Agencia de Seguridad de Ucrania

Right Sector members and their supporters during an ongoing protest rally near the Ukrainian presidential administration building.
(RIA Novosti / Stringer)
Miembros de Sector derecha y sus partidarios durante una manifestación de protesta en curso cerca del edificio de la administración presidencial de Ucrania. (RIA Novosti / Fotógrafo)
Sector Derecho ha hackeado la cuenta de Twitter del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional de Ucrania (NSDC) el lunes, a medida que aumentan las tensiones entre el movimiento ultranacionalista y las autoridades de Kiev.
"La cuenta de Twitter NSDC está bajo control del Sector Derecho", el tweet está anunciando el hackeo, dijo.
Una serie de mensajes que le siguieron fueron dedicados a los eventos en la ciudad ucraniana occidental de Mukachevo, donde un grupo de militantes del Sector Derecho están en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad después de un tiroteo mortal con la policía el sábado.
"Las tropas del Sector Derecho actuaron dentro de la legítima defensa", dijo uno de los tweets, mientras que el otro instó a "detener de inmediato a los agentes de policía que dieron la orden de abrir fuego en Mukachevo."
NSDC es una agencia estatal de Ucrania encargada de desarrollar políticas de seguridad nacional en cuestión interna e internacional y asesorar al presidente de Ucrania.
Los hackers también exigieron la renuncia del ministro del Interior de Ucrania, Arsen Avakov, y el Mayor General Andrey Taran, jefe del Centro Común de Control del Alto al fuego y de la Coordinación en el este de Ucrania.
Ellos dijeron: "Taran proporciona cobertura para el contrabando en la zona de la operación antiterrorista." Esto está situado en el este de Ucrania, donde Kiev ha estado luchando contra los rebeldes durante más de un año.
La lucha por el control de las rutas de contrabando en las montañas de los Cárpatos entre los miembros del Sector Derecho y el diputado local Mikhail Lanyo, parece ser la razón del tiroteo en Mukachevo.
Otro tweet en la cuenta NSDC hackeada ha adviertido de que "si bien los ladrones y oligarcas mantienen el control en Ucrania -. El Maidan 3.0 es inevitable" Se refieren a las protestas de Maidan a finales de 2013 y principios de 2014, en la que el Sector Derecho ayudó a derrocar al presidente Viktor Yanukovich .
Captura de pantalla de Twitter porrnbo_gov_ua
Captura de pantalla de Twitter porrnbo_gov_ua

De acuerdo con las autoridades ucranianas, dos combatientes de Sector Derecho y un civil murieron y 10 personas resultaron heridas, entre ellos cinco agentes de la ley, en un tiroteo. En la escaramuza se utilizaron AK-47, ametralladoras pesadas montadas en camionetas y lanzagranadas.
Dos docenas de ultranacionalistas fuertemente armados se refugiaron en el bosque en las afueras de Mukachevo, y hasta el momento se han negado a deponer las armas.
Dijeron que estaban esperando una orden directa del líder del Sector Derecho, Dmitry Yarosh, que a su vez culpó a las autoridades y pidió a los activistas "continuar las protestas hasta que los culpables de la tragedia son arrestados".
Dos miembros de Sector Sectores Derecho se rindieron a las autoridades el domingo después de sufrir lesiones graves.
Dos radicales más lograron romper el cerco el lunes con un niño como escudo humano.
"La policía y las fuerzas de seguridad de Ucrania trataron de detenerlos, pero ellos agarraron a un niño de seis años de edad, y huyeron usándolo como escudo humano. Los hombres más tarde pusieron en libertad al niño," explicó el servicio de prensa del Ministerio del Interior, citado por TASS.
El domingo, los activistas del Sector Derecho celebraron mítines en 17 ciudades a largo de Ucrania, incluyendo Kiev, Dnipropetrovsk, Odessa, Zaporozhye, Ternopol, Mariupol, Jerson, Kramatorsk, Poltava, en apoyo de la brigada radical bloqueado cerca Makuchevo.
El movimiento radical anunció que la protesta en Kiev será indefinida, diciendo que la acción se ve reforzada por las tropas que luchan actualmente contra las milicias de las Repúblicas Populares de Donetsk (DNR) y Lugansk (LNR).
El portavoz de DNR, Eduard Basurin, confirmó que "Sector Derecho está retirando algunas de sus tropas y se dirigen para desplega arse en Kiev por orden de sus comandantes. Se ha producido una disminución en el número de violaciones (del cese al fuego)".
El sábado, el portavoz de Sector Derecho, Artem Skoropadsky, dijo que el grupo tiene dos batallones en la zona de conflicto y  disponer de "18 o 19 batallones de reserva repartidas en Ucrania."
"Podemos enviar todos los batallones de reserva a la administración del presidente y al Ministerio del Interior,",  amenazó Skoropadsky, y agregó que todas las unidades están listas para actuar si las autoridades ucranianas deciden buscar la confrontación armada con los nacionalistas radicales.
Otro portavoz Sector Derecho, Andrey Sharaskin, dijo al Canal 112  de Ucrania que "más de 10.000 activistas se han movilizado en toda Ucrania" debido a las tensiones con las autoridades.
Los informes surgieron que las autoridades ucranianas estaban desplegando unidades adicionales cerca de los campamentos y bases de entrenamiento de Sector Derecho, con el fin de bloquear a los nacionalistas por si decidían llevar a cabo sus amenazas y tratar de desplegar fuerzas en otras partes del país.

Fuente: http://rt.com/news/273406-right-sector-ukraine-twitter/

El nazismo en Ucrania: tiempos pasados, tiempos presentes


El viernes, 3 de julio, unos 2.000 militantes de la extrema derecha ucraniana, y miembros de sus batallones voluntarios que forman la columna vertebral de la operación antiterrorista del Gobierno de Kiev, se concentraron en el centro de Kiev para participar en la llamada Marcha Sviatoslava. La marcha había sido convocada por el Pravy Sektor y otros grupos radicales, y contó con la participación de miembros de los Batallones Aidar, Donbass y Tornado así como de militantes de organizaciones radicales como el C14/Sich. El Batallón Azov decidió sin embargo mantenerse al margen.

El objetivo de la marcha era presentar los diez puntos en los que la parte más radicalizada del nacionalismo ucraniano sustenta sus actuales reivindicaciones. Entre ellas destacan las siguientes propuestas militaristas:

La denuncia y anulación de los acuerdos de Minsk.

La declaración oficial del estado de guerra en el este de Ucrania, superando el actual contexto de operación antiterrorista.

La ruptura de todas las relaciones oficiales con Rusia y la nacionalización de las compañías rusas.

El inicio de una ofensiva militar total para la completa reunificación de Ucrania, a desarrollar tanto en Donbass como en Crimea.

Además, los manifestantes exigían también la liberación de distintos miembros de los Batallones voluntarios que han sido acusados de participar en el asesinato de Oles Buzina.

Los manifestantes marcharon al estilo militar, con una gran parte de los asistentes ataviados en uniforme de combate. Como suele ser habitual en sus actos, iban flanqueados por banderas ucranianas y por las rojinegras del movimiento banderista, heredadas de la UPA de Roman Shukhevych. Se dirigieron por algunas calles céntricas de Kiev hacia la plaza de Maidán y los alrededores del estadio del Dyanamo, recorriendo los escenarios de la batalla que lideraron a primeros de 2014 para provocar la caída del gobierno Yanukovich.


Los manifestantes, dispuestos a iniciar la marcha

Los manifestantes, dispuestos a iniciar la marcha



La marcha, y los momentos previos a ella, estuvo marcada por los habituales lemas heredados de grupos como OUN o UPA y cánticos antisemitas y anti-rusos. Antes de iniciarse la marcha, uno de sus líderes tomó el micrófono para, de manera enardecida lanzar a la multitud consignas radicales a la multitud. Según el canal ucraniano Hromadske TV, poco acostumbrado a criticar las manifestaciones del nacionalismo ucraniano, uno de los mensajes era más propio de los tiempos del nacional-socialismo: “Una raza, una nación, una patria”. Como muestran los vídeos del acto, los participantes respondieron enaltecidos ante la proclama nacionalista.
c14

c14

Uno de los impulsores de la marcha, dirigiéndose a los manifestantes. En su camiseta puede leerse: Sturm Division-C14

La estética neonazi del mencionado líder, que al final del acto sería uno de los dirigirse a los asistentes, no se limitaba sin embargo a las consignas. En su camiseta negra, lucía el nombre de una de las divisiones emblemáticas del Ejército nazi, escrito en letras góticas, la Division Sturm y, a su lado, el nombre de una de las unidades militantes presentes en el acto, la C14/Sich.

Entre los asistentes otra presencia puede considerarse destacada, la de Serhiy Melnychuk, del Batallón Aydar, acusado de crímenes en el Este de Ucrania y al que la Rada ucraniana ha retirado la inmunidad parlamentaria. Fue otro de los líderes que se dirigieron a los manifestantes antes de terminar el acto.

Serhiy Menychuk

Serhiy Menychuk


En sus intervenciones, los líderes de la marcha lanzaron diversos mensajes contra los actuales líderes en el poder en Ucrania. Entre las reivindicaciones de la ultraderecha y de sus Batallones se mantienen, de hecho, las consignas contra la oligarquía en el poder. Así, además de insistir en el inmediato castigo a los altos cargos de la era Yanukovich, estos grupos dicen seguir reclamando “un combate real contra la corrupción y el cambio de la orientación oligárquica del estado nacional”.

El acto del 3 de julio termina incluso con un mensaje simbólico a los actuales gobernantes haciendo arder unos neumáticos que algunos participantes habían llevado durante toda la marcha.

Con esta acción, los promotores del acto no sólo querían rememorar los acontecimientos de Maidán sino dirigir una advertencia contra las actuales autoridades ucranianas. Según RT, los manifestantes corearon de hecho consignas contra el Presidente de Rusia pero también contra Petro Poroshenko. Según esta misma fuente, algunas pancartas acusaban directamente de traición al actual gobierno: “Traidores en el poder: ¿no sentís la rabia de los muertos de Maidán?” o “¡Maidán luchaba por la libertad y la gloria de Ucrania y no por un gobierno de traidores!”.

_84049060_d40c2351-e722-42e3-a942-f9fa2feaa4dd


En esta línea de aparente desafío, el Pravy Sektor utiliza sus perfiles en las redes sociales para añadir su sentencia a los diez puntos reivindicativos que habían motivado la marcha:

“Si el gobierno no comienza ya a cumplir rápidamente estas exigencias, y empieza a reaccionar adecuadamente ante las amenazas a la estatalidad ucraniana, caerá rápidamente”.

El acto parecía sin embargo pactado para evitar incidentes mayores, con baja presencial policial y ausencia de incidentes reales durante el recorrido de la manifestación, con apenas la excepción del episodio de los neumáticos quemados cerca del estadio del Dynamo de Kiev, un acto más simbólico que amenazante. Entre las reivindicaciones planteadas por la ultraderecha aparecen de hecho peticiones totalmente corporativas, de interés casi exclusivo de los miembros de los Batallones punitivos. Así, se menciona la necesidad de armar adecuadamente a todas las formaciones voluntarias, la petición de más derechos y seguridad social para su personal o cambios en las estructuras de mando en el Ministerio de Defensa y en el Ejército. Reflejando un creciente desapego social, muy evidente en la escasa participación en la manifestación, se pide además al Estado que difunda entre la comunidad “la verdadera gravedad de la situación en el este”.


Yuriy Shukhevych, Detrás de él, portando la bandera, un militante con el uniforme de la Galizien Division de las SS, formada por ucranianos; a su izquierda portando un retrato de Kutsik, un miembro del Batallón Sich.

Yuriy Shukhevych, Detrás de él, portando la bandera, un militante con el uniforme de la Galizien Division de las SS, formada por ucranianos; a su izquierda portando un retrato de Kutsik, un miembro del Batallón Sich.

El entierro del Jefe de la Hermandad de combatientes de la Galizien Division de las SS,Evgeny Kutsik

La realidad es que la cercanía ideológica entre el establishment ucraniano y la extrema derecha más radical es mucho más evidente de lo que parecen reflejar las reivindicaciones de grupos como el Pravy Sektor. Un ejemplo de ello es lo sucedido en otro acontecimiento ocurrido el mismo 3 de julio.

Ese día se procedió a enterrar, en la localidad de Ivano Frankivsk, en la Ucrania occidental, a Evgeny Kutsik, Jefe de la Hermandad de combatientes de la Galizien División de las SS durante la Segunda Guerra Mundial. Al acto asistió, visiblemente emocionado, el Diputado de la Rada ucraniana, Yuriy Shukhevych, hijo del jefe supremo de la UPA durante los años 40 del pasado siglo. Junto a él numerosos excombatientes de esa organización que constituyó, en la práctica, la base de la mencionada división ucraniana del ejército nazi.

Lo llamativo del acto no está en la reunión de esos viejos camaradas de la ultraderecha nacionalista ucraniana sino en su nulo interés por ocultar su afiliación simbólica. Junto a los antiguos miembros de la UPA, las imágenes del entierro nos muestran a militantes portando sin pudoR el uniforme nazi de la Galizien Division y actuando a modo de guardia de honor de Evgeni Kutsik. Reflejando la continuidad entre presente y pasado, la imagen del fallecido era portada por un joven miembro del Batallón Sich, ligado a Svoboda, otra de las unidades voluntarias que combate en la actualidad en el este de Ucrania.

Veteranos de la UPA en formación al paso de la guardia de honor durante el entierro de Evgeni Kutsik, ataviada con uniformes nazis

Veteranos de la UPA en formación al paso de la guardia de honor durante el entierro de Evgeni Kutsik, ataviada con uniformes nazis

Yuriy Shukevich formó parte del grupo de promotores de la ley aprobada por la Rada ucraniana que condena los regímenes comunista y nazi en Ucrania y que prohíbe también la propaganda de sus símbolos. La ley pretende igualar nazismo y comunismo, aunque el cinismo de su aplicación fue evidente desde la aprobación de la ley. El 9 de mayo, militantes del Pravy Sektor agredieron para arrebatar sus banderas a quienes portaban en el homenaje al Día de la Victoria la bandera que conmemora la victoria soviética contra la Alemania Nazi.

El nacionalismo ucraniano moderno es capaz de convivir con total armonía con las expresiones más negras de sus tiempos pasados porque sabe que, en los tiempos presente, los grandes poderes de Occidente le han dado plena libertad para alcanzar sus objetivos en Ucrania. Y ninguno de sus representantes dedicará mucho tiempo a especular sobre el significado de unas cuantas palabras escritas con letras góticas en la camiseta de un líder sin importancia de la Ucrania moderna.

Fuente: http://causainfinita.blogspot.com.es/2015/07/el-nazismo-en-ucrania-tiempos-pasados.html#more